lunes, 22 de mayo de 2017

Vestido trapecio para bebé

Me estoy enganchando a esto de coser para bebés jejejeje me gusta un montón!!!
 Esta vez ha sido un vestidito, con braguita a juego. Un vestido trapecio de lo más sencillito y con unas puntillitas a juego, y no me puede gustar más.
 
Tenía un poquito de piqué blanco guardado que me sobró de hacer uno de mis African Print y andaba con ganas de coser un vestidito blanco de bebé.
 
Dentro de mi alijo de puntillas y plisados no encontré ninguno que me gustase, así que... me fui a Mercería Chantilly y encontré algo sencillamente bonito, un plisado y un entredós con el lazo en el mismo tono.

Le hice un cubrepañal a juego, con la misma puntilla en la parte trasera. El patrón es del cubrepañal semillas de mamacosesola, que ya cosí una vez para Ángela.
 
Creo que es un conjunto sencillo a la par que bonito y dulce. Sólo espero que a la mami le gustase y se lo ponga mucho. Es de piqué forrado con una batista muy suavecita, pero no le puse ningún tipo de manga, para poder ponerlo los días de calor o algún día fresco con una chaquetita por encima o simplemente una camisita por debajo.

En la espalda va cerrado con unos bonitos botones de nácar en forma de flor, que me encantan y le venían genial al conjunto.
 
Espero que os haya gustado a vosotros y a la mami. En cuanto tenga fototitos con relleno, os las enseño en mi IG.
 
 
Mil gracias por estar ahí. Bikiños

lunes, 15 de mayo de 2017

Camisa y braguita reversible bebé

Me encanta coser ropa de bebé. Debe ser porque no es lo normal, mis hijas de bebés tienen poco a estas alturas, y suele gustar cambiar el registro de vez en cuando.
Tengo que reconocer que me encantan las costuras de bebés, y si son para niñas... todavía más si cabe! (creo que de niño no he cosido nada de bebé), así que si una amiga me dice que va a ser mami... enseguida me pongo a darle vueltas a la cabeza.
 
Son costuras pequeñas y muy agradecidas, porque enseguida se acaba (si comparamos con la cantidad de metros que me toca coser a veces para mis dos hijas)
 
En esta ocasión escogí un conjunto de camisa y cubrepañal, de esos que puedes usar en cualquier momento.
 
La camisa tiene un pliegue justo en el centro delantero que me gustó mucho, porque le da amplitud y holgura a la prenda. El patrón es de la revista Espejito Espejito.
La camisa es de plumeti rosa que compré en Tejidos Rosita el año pasado y una viyela de Base Básica en Vigo, le puse un cuello doble frucido, que tenía que me había sobrado de coser unos vestidos para Uxía y Ángela, y unos snaps de corazón muy bonitos rosas que compré en Seoane Textil y que me parece muy cómodos a la hora de abrochar y desabrochar la prenda.
 
El cubrepañal lo hice con las mismas telas que la camisa, para que pudiese combinarlo la mami como más le guste y como es reversible, se puede poner de uno u otro lado si la niña se mancha. Seguí el tutorial de Con Hilos, lanas y botones del cubrepañal reversible. Es un tutorial muy clarito y sencillo de seguir, y el resultado es espectacular, y en este caso, muy parecido al suyo (acabo de buscar la entrada para enlazarla y me he dado cuenta)
Y por último como complemento, le hice un elefante a juego con la ropita. También se lo vi a Leti, del blog Con Hilos, lanas y botones y ya había cosido otro.
En cuanto la niña se lo pueda poner (la niña no tiene ni dos meses y el conjunto es una talla 6 meses, y creo que además es amplio) le pido una fotito a la mami para que me deje enseñárosla.
 
 
Espero que os haya gustado. Mil bikiños
 

lunes, 1 de mayo de 2017

Vestido trapecio con babero

Es un básico de armario imprescindible.
 
Creo que es el tercer año seguido que hago este modelo, y es que no puedo resistirme, es pensar en un vestido facilito para poner a diario y me viene este modelo a la cabeza.
 
El patrón es el del libro Building block dress de Oliver + S que os enseñé en la entrada anterior, sólo lo adapté con corte trapecio, y el babero que le hice con piqué blanco, lo saqué del patrón del vestido trapecio con babero. No puedo usar los patrones de Cosotela porque mi hija está en una talla que ya no se le adaptan bien, pero me parecen perfectos, así que... hice el mismo modelo con un patrón personalizado.

 La verdad es que no tiene mayor secreto, porque es un vestido trapecio normal, y Antonia en el blog tiene un video tutorial con el paso a paso, explicado la mar de bien. Y en su día, yo hice un tutorial con todas las fotos paso a paso, para poner el forro y la manga y para colocar una cremallera invisible, que tiene muchas imágenes y creo que se entiende a la perfección (si alguna quiere hacerlo puede preguntarme cualquier duda sin problema).
 
Ese año hice dos versiones de este vestido y se las puso muchísimo, una con un babero de muñecas que llamaba muchísimo la atención, y el otro con una cremallera japonesa, que era la primera vez que la ponía y os confieso que no he vuelto a poner otra, pero no es por dificultad, es por pereza, porque le tengo cogido el truquillo a la cremallera invisible, y las pongo muy rápido. Este año con el buen tiempo que hemos tenido, este vestido se lo ha puesto un montón de veces ya, y a este paso se nos desgasta la tela de tanto lavarlo antes del verano, porque sólo a mi se me ocurre ponerle el babero blanco... que seguro que las que sois mamis, entendéis por dónde voy... jajajaja





La tela es de Traetela de hace un par de temporadas por lo menos, de esas que te da pena utilizar de lo bonitas que son, pero fue la elección perfecta, porque como os he dicho antes, mi hija no se lo quiere ni quitar de lo que le gusta.
 
Espero que os guste tanto como a nosotras!
 
 
Mil bikiños

lunes, 10 de abril de 2017

Vestido para Ramos



Ayer Uxía estrenó vestido y pude sacarle fotos (que es lo que más me cuesta últimamente) así que os lo enseño, porque sino después va pasando el tiempo y al final no lo bloggeo (como tantas otras cosas).

Hace medio año que recibí el libro Building Block Dress de Oliver + S y aún no lo había usado, pero tenía unas ganas tremendas y en cuanto tuve oportunidad... saqué la talla 12 e hice una prueba, modifiqué un par de detalles porque la cintura y las mangas le iban demasiado justas.

Usé las mangas de capa parcial, con una falda simple fruncida y la costura princesa para el cuerpo. Ha sido la primera vez que he usado este tipo de cuerpo y este tipo de manga. Me gusta mucho las costuras laterales, porque creo que con ellas puedo ajustarle mejor la parte superior a Uxía.

Aquí se notan mucho, porque le he puesto vivo rojo en todas las costuras para darle un toque de contraste, un aire... marinero?? si, con los colores creo que lo parece no?, además el vestido tiene las rayas en horizontal excepto en la parte central del cuerpo, que se las puse en vertical para crear contraste y no tener que casar rayas.


Me ha resultado más fácil de lo que pensaba, y es cierto, que al leer el libro parece mucho más complicado, pero con las ilustraciones, es sencillo y más rápido de lo que pensaba, y lo mejor es que ahora tengo un patrón base con el que poder hacerle muchos modelos, y que puedo modificar. Creo que con este libro aprenderé muchas cosas, porque ya se me han ocurrido un par de ideas y además, es una forma de tener un patrón base para Uxía porque me resulta muy difícil encontrar patrones para ella.


 

La tela la compré en un mercadillo, porque me encantó  el estampado y me gustó que fuese calada y al final ha sido lo que más trabajo me ha dado. He unido la tela y el forro y los he cosido conjuntamente.


Espero que os haya gustado. Mil bikiños



lunes, 20 de marzo de 2017

Abrigo pelito

 Otro ataque de "culoquierismo" total. Es que a veces no te fijas en algún patrón o alguna prenda hasta que la ves por ahí y te gusta, porque  para ser sincera, lo he visto en la web de Patronesmujer un montón de veces, pero nunca me había fijado hasta que vi la versión que hizo Diana "La modista de Atenea" de este abrigo, y no hace falta decir que me gustó no???
Al igual que se me hace muy difícil encontrar vestidos para una niña de 8 años recién cumplidos, ayyyyyy que difícil se me hace, estuvo de cumple el viernes, y todavía no me creo que se me haga tan mayor!!!, bueno, a lo que iba, que tiene 8 años y utiliza una talla 12, con lo cual, es complicado encontrar cierto tipo de ropa. Llevaba todo el invierno escaqueándome, porque he tenido la suerte de que ha sido un invierno muy cálido, de hacerle un abrigo para Uxía.

Os acordáis de una foto subida a mi IG, tirada encima de un patrón-puzzle??? pues era este, y no es que sea complicado, pero es que las piezas del patrón no se superponen, con lo cual, ocupa mucho espacio y cuando lo imprimes parece que no va a tener final, pero después, es uno de esos patrones que puedes cortar las piezas en el mismo papel donde lo has impreso porque están todas separadas.
Una vez sacadas las piezas y cortado el patrón, es fácil y rápido coserlo. Os puse una foto en mi IG del día que estaba cortando el pelito, eso sí que me dio la lata.
 
 
 
 Le añadí un cuello, porque me pareció que quedaría más calentito, pero creo que hubiese quedado mejor si lo hubiese hecho un poquito más grande, al verlo así puesto, lo veo demasiado pequeño.

Uxía dice que es súper calentito, y le encanta ponérselo, eso sí, tiene una pega muy grande, y es que sólo a mi se me ocurre hacerle un vestido tan clarito!!! El próximo abrigo será en azul marino como poco jajajaja
 
 
Como he dicho antes, es el patrón del abrigo trapecio de Patronesmujer y pese a lo que parezca, es rápido de coser, y su dueña dice que le encanta, y tiene bolsillos, que eso lo hacen más encantador según ella. Le puse unos botones de presión, para que le resultase fácil abrocharlo, y listo, tenemos el abrigo perfecto.


La tela la compré en Entre Telas Tui, es una especie de ante con pelito por la otra cara, y la verdad es que cuando lo vi, ya me dio la sensación de ser muy calentita. El forro es una viyela de espiga que casualmente era del mismo tono que no recuerdo donde compré, pero ya la tenía desde el año pasado.

Y con esto y un bizcocho... doy por finalizadas las costuras invernales, y me pongo con la primavera, que siempre me pilla el toro.




Espero que os haya gustado. Mil bikiños